Nayib Bukele cumple dos años de Gobierno, pero aún le faltan muchas cosas por hacer, y en otras que se ha equivocado

Nayib Bukele cumple dos años de Gobierno, pero aún le faltan muchas cosas por hacer, y en otras que se ha equivocado

Este uno de junio el Presidente Nayib Bukele cumple dos años de haber asumido el poder y tomar las riendas del país. Una gran parte de la población reconoció haber acudido a las urnas en febrero sin saber realmente lo que, en ese momento,  el futuro Presidente proponía para solucionar los principales problemas que enfrentan los salvadoreños, como la extrema violencia que reina en el país o la precaria situación económica, la falta de empleo, la precaria atención en los hospitales nacionales, entre otros.

Hasta ahora podemos decir que Nayib Bukele ha trabajado bastante bien, pero aún hace falta mucho para que los salvadoreños nos sintamos conformes con su mandato, porque si bien es cierto algunas cosas han cambiado, aún faltan muchas por realizar, comprendemos que la pandemia del Cvid-19 ha frenado algunas iniciativas de Gobierno, pero también vemos que ha cometido algunos errores que opacan su gestión al frente del Ejecutivo.

Sabemos perfectamente que hablar de Bukele como mandatario incluye el trabajo que están realizando los diputados de Nuevas Ideas en la Asamblea Legislativa, porque los parlamentarios no mueven un dedo sin consultar con su jefe, por lo tanto las fallas de los diputados son fallas del Gobierno, entre ellas el haber paralizado la tan ansiada Ley de Agua que fue usada por el mandatario en su agenda de campaña prometiendo que cuando asumiera el poder trabajaría por que junto con su bandada pondría en primer término la aprobación de esta ley que tanto demanda la población, pero eso no pasó.

El 30 de mayo, Luego de casi tres años de estudio y un avance de 108 artículos, y una espera de más de 15 años, el anteproyecto de Ley General de Agua fue enviado a archivo por la comisión de Medio Ambiente en una sesión de trabajo que tuvo una duración menor a los 30 minutos.

La presidenta de la comisión, Sandra Martínez, argumentó que “las leyes anteriores no tienen ni la más mínima palabra de que sea para beneficio del pueblo. Hay que comenzar de cero”.

Otra falla que tuvo el mandatario es no tomar en cuenta a los salvadoreños que luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya en 1992, dejará en manos de Honduras los exbolsones, estos compatriotas que viven en lugares alejados de la civilización están pidiendo al Presidente Bukele ayuda, para que les envié vacunas contra el coronavirus e incluso que delegue equipos de médicos y enfermeras que se hagan presentes en esos lugares para atender a miles de niños, hombres y mujeres que se encuentran desamparados, sin embargo el Presidente si donó una buena cantidad de vacunas para algunos alcaldes de Honduras que llegaron al país para solicitar ayuda, de esta manera dejó de lado a los salvadoreños que ni son de aquí, ni son de allá.

Otro tema que ha sido descuidado es el flagelo que las maras y pandillas imponen a los salvadoreños pobres y humildes que viven en zonas dominadas por estas bandas de asesinos. Si bien es cierto la Policía Nacional Civil está capturando a algunos de estos delincuentes, estos hechos son parte de los encuentros entre agentes del orden, acompañados con efectivos del ejército, con los pandilleros, y no de un plan nacional bien definido que combata directamente y sin tregua a estos bandoleros que siguen extorsionando los comercios de gente trabajadora que residen en las zonas que ellos dominan, de igual manera los motoristas de empres esas que distribuyen productos en estos centros comerciales también son extorsionados por los mareros y muchos de los motoristas, son ellos que de sus salario pagan estas mal llamadas “rentas”.

Otra deuda del mandatario es la finalización del Hospital de Maternidad que lleva más de un año de construcción y aún se encuentra en ejecución, a pesar que hace tanta falta a miles de mujeres que a diario dan a luz a sus bebés.

En el marco de la medicina también hace falta que se mejore la atención que se brinda en los hospitales nacionales como el Rosales, San Rafael, Hospital Nacional General «Dr. Jorge Mazzini Villacorta» de Sonsonate y el Hospital San Juan de Dios de Santa Ana, entre otros donde la tensión no es la mejor y donde se siguen entregando medicamentos de mala calidad y de bajo precio. Y podríamos seguir escribiendo sobre temas que están en deuda de parte del Presidente Nayib Bukele hacia los salvadoreños que lo eligieron, esperando que las cosas en El Salvador cambien en beneficio de las familias más desprotegidas de nuestra querida tierra cuscatleca.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *