El Salvador venció 4-1 a Aruba y pasa octavos de final

El Salvador venció 4-1 a Aruba y pasa octavos de final

La selección nacional sub 20 sufrió más de lo esperado para sellar su boleto a los octavos de final del Premundial Sub-20 de la CONCACAF que se disputa en Honduras.

La «azulita2 salía como claro favorito al engramillado del Estadio Nacional de Tegucigalpa después que el domingo derrotara con categoría a Guatemala con un 5-1, mientras que su rival de este martes, Aruba, venía de caer 5-0 ante Panamá.

Sin embargo, los salvadoreños se vieron sorprendidos en el minuto 11 cuando una falla en la defensa cuscatleca fue aprovechada con brillantez por el atacante Jaybrien Romano que recibió el balón en el área y superó en velocidad a los defensas para hundir la pelota en la meta salvadoreña con un toque raso.

Los cuscatlecos trataron de reaccionar con rapidez y pronto comenzaron a dominar el partido debido a que la selección de Aruba se echó atrás para defender la ventaja tempranera y especuló con el contraataque apenas con Romano como puntero solitario. Los minutos pasaban y la selecta cuscatleca llegaba y llegaba a la portería de Erasmus, a veces de forma apurada y a veces sus remates eran atajados con estiradas providenciales del guardameta caribeño.

El Salvador tuvo que sufrir hasta el alargue, que fue de cinco minutos en ese primer tiempo, con el marcador adverso. Cuando se corría el minuto 48, una escapada por la izquierda del atacante Mayer Gil fue frenada por un pisotón del zaguero Anthony Maduro y parecía que el árbitro central dejaría correr las acciones. Pero los encargados del VAR revisaron la acción, se comunicaron con el juez central y éste fue a consultar la pantalla y señaló la pena máxima a favor de El Salvador.

Jonathan Esquivel se paró frente al balón y cobró al lado izquierdo del portero Samir Erasmus, quien hasta el momento era el héroe que mantenía imbatible la meta los caribeños. Era el minuto 49 y El Salvador lograba irse al descanso con el anhelado empate 1-1.

La segunda parte del partido mostró otro rostro para los salvadoreños porque a los siete minutos de iniciadas las acciones, cuando corría el minuto 53, Eduardo Rivas cogió un centro enviado desde la derecha para anotar con un certero frentazo el 2-1 momentáneo, pero que inyectaba nuevos ánimos a los cuscatlecos y ponía justicia en el marcador ante el dominio que hasta entonces ejercía al selecta.

El técnico Gerson Pérez vio la necesidad de hacer cambios para refrescar al equipo que se había esforzado más de lo debido en una cancha en malas condiciones debido a las constantes lluvias caídas sobre la capital hondureña. Y los hombres de refresco llegaron a dar más fuerza al equipo nacional, de modo que en el minuto 75, el recién ingresado Javier Mariona, con la camiseta número 20, recibió un pase filtrado entre la zaga de Aruba y con un toque rápido venció al guardameta Erasmus para poner el 3-1.

Y de nuevo, el mismo Mariona, en el minuto 83, anotó el cuarto gol con un derechazo esquinado al recibir un centro que dio un bote y dejó son opciones al zaguero central y al guardameta de Aruba. De esta manera, El Salvador sella su boleto a octavos de final en el Premundial Sub-20 de la CONCACAF y avanza en su sueño de ser mundialista una vez más en esa categoría.

El Salvador comparte el Grupo G junto a Guatemala y Panamá, equipos que jugarán más tarde en el mismo escenario. El premundial otorga cuatro boletos para el Mundial Sub 20 de Indonesia y dos boletos para los Juegos Olímpicos de París 2024. El próximo rival de la selección salvadoreña será Panamá.

Redacción Vértice

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.